Los objetivos de la Fundación se concretan en mantener viva la memoria de Ernest Lluch, su pensamiento y su obra, así como en fomentar el diálogo entre los ciudadanos de Cataluña, España y Europa.

¿Quieres estar informado/da?

Para recibir información periódica sobre las actividades de la fundación ...
Regístrate »

Publicaciones

« índice

Colección: Beca de investigación Ernest Lluch

En el Marco del convenio firmado por Pagès Editores y Fundación Ernest Lluch, todos los trabajos de investigación premiados con la Beca Anual de Investigación Ernest Lluch, se publicarán en catalán y castellano.
Cobertaweb0.jpg

Cataluña en la era de las navegaciones

La participación catalana en la primera economía atlánica. (C.1470-1540)

Autor: Iván Armenteros Martínez
Editor: Milenio
Año de publicación: 2012
Esta obra se ha terminado de editar en diciembre de 2012 y forma parte de la colección de Pagès Editors / Editorial Milenio, dedicada a la Beca de Investigación Ernest Lluch.
La imagen que ha llegado hasta nuestros días del principado de Cataluña en el contexto político y económico de la primera modernidad, marcada por la articulación del comercio euroafricano y el descubrimiento del Nuevo Mundo, es la de un territorio decadente. Ciertamente, la lectura que la historiografía romántica hizo de las consecuencias de la guerra civil catalana de 1462-1472 y de la unión dinástica de las coronas de Castilla y Aragón, en 1479, relegó al principado a un lugar secundario ante un nuevo contexto que auguraba un incipiente capitalismo. En este sentido, a pesar de los abundantes testimonios documentales que se conservan en los archivos catalanes, valencianos, andaluces y canarios, las posturas comúnmente aceptadas fueron construyendo un consenso mitificado por una determinada interpretación de los hechos históricos que condenaba a la iniciativa catalana en el gran comercio marítimo, especialmente en el ámbito atlántico, a la más estricta marginalidad. Este libro pretende arrinconar, definitivamente, la idea de que la clase mercantil catalana no participó en las nuevas corrientes comerciales ni en la primera colonización del Nuevo Mundo. Por el contrario, demuestra en qué medida los hombres de negocios catalanes se asentaron en la baja Andalucía y Canarias donde, pese a no ser numerosos, destacaron por la habilidad con la que se movieron en aquel nuevo espacio de negociación, y de qué manera aprovecharon las alianzas que entretejieron en las redes mercantiles y políticas andaluzas y canarias para cruzar el océano hacia América, un Nuevo Mundo al que llegaron movidos no solo por motivos estrictamente comerciales sino, también, por el espíritu de exploración y conquista y por la posibilidad de participar en la organización de la primera economía americana.