Los objetivos de la Fundación se concretan en mantener viva la memoria de Ernest Lluch, su pensamiento y su obra, así como en fomentar el diálogo entre los ciudadanos de Cataluña, España y Europa.

¿Quieres estar informado/da?

Para recibir información periódica sobre las actividades de la fundación ...
Regístrate »

13 líneas

« índice

UN MUNDO DESIGUAL  La desigualdad, tanto entre países como en el interior de los mismos, es una realidad evidente para el conjunto de las comunidades humanas que conviven. Ante esta realidad, la comunidad internacional ha buscado en la Ayuda Oficial a

UN MUNDO DESIGUAL  La desigualdad, tanto entre países como en el interior de los mismos, es una realidad evidente para el conjunto de las comunidades humanas que conviven
  • UN MUNDO DESIGUAL

 La desigualdad, tanto entre países como en el interior de los
mismos, es una realidad evidente para el conjunto de las comunidades
humanas que conviven. Ante esta realidad, la comunidad internacional
ha buscado en la Ayuda Oficial a
UN MUNDO DESIGUAL

 La desigualdad, tanto entre países como en el interior de los mismos, es una realidad evidente para el conjunto de las comunidades humanas que conviven. Ante esta realidad, la comunidad internacional ha buscado en la Ayuda Oficial al Desarrollo y en Instituciones intergubernamentales el mecanismo de cooperación que facilite el desarrollo humano sostenible de las personas y de los pueblos del mundo, con mayor equidad e igualdad. Pero la práctica nos demuestra su insuficiencia o la necesidad de una mejor praxis. La deuda externa de los países empobrecidos, es una losa que condiciona mucho más el desarrollo humano que la ayuda oficial al desarrollo que estos países reciben de los países desarrollados. ¿Se puede resolver esta tesitura? ¿Será posible resolverlo y modificar las instituciones internacionales en el contexto actual de crisis? A pesar de las dificultades que pueda plantear la coyuntura económica actual diversas voces convergen en la necesidad de velar por la construcción de un orden internacional más justo y solidario que contemple criterios de redistribución equitativa de la riqueza, el respecto de los derechos individuales y colectivos, los valores democráticos, la cultura de la paz y una acción humanitaria independiente, neutral e imparcial, para así hacer frente a la desigualdad económica, social, de género, tecnológica, de acceso a la educación y de acceso a la salud, existente. Todas las desigualdades son un impedimento para el desarrollo, la seguridad mundial y los derechos humanos.

Un mundo desigual: las instituciones internacionales ante los desequilibrios globales, es el tema de debate escogido para la IV Jornada Ernest Lluch de Ciencias Políticas y Sociales. La Jornada pretende enmarcar el debate entorno al papel de las instituciones internacionales ante los desequilibrios globales y proporcionar elementos de análisis al público asistente. Se trata de reflexionar en torno a las causas y consecuencias de un fenómeno que apunta directamente al sistema económico que ha caracterizado el siglo XX, que alcanza instituciones, lobbys, la opinión pública y a los analistas políticos. Hay que observar los factores que lo provocan, y cuál es el papel de algunos de los diferentes colectivos concernidos: instituciones, ciudadanía y grandes corporaciones, como elementos centrales de filtro, lobby y conformación de discurso político y económico. La Jornada tendrá lugar el lunes 16 de febrero de 2009 en el auditorio del ágora Jordi Rubió i Balaguer del campus de la Ciutadella de la Universidad Pompeu Fabra (Ramon Trias Fargas, 25. Barcelona).