Los objetivos de la Fundación se concretan en mantener viva la memoria de Ernest Lluch, su pensamiento y su obra, así como en fomentar el diálogo entre los ciudadanos de Cataluña, España y Europa.

¿Quieres estar informado/da?

Para recibir información periódica sobre las actividades de la fundación ...
Regístrate »

13 líneas

« índice

RAMON DE VILANA PERLAS ha sido uno de los catalanes con más poder a lo largo de la historia. Este notario y ciudadano honrado de Barcelona fue el secretario del rey CARLOS DE AUSTRIA durante la Guerra de Succesión y, al ser coronado este último como E

RAMON DE VILANA PERLAS ha sido uno de los catalanes con más poder a lo largo de la historia
  • RAMON DE VILANA PERLAS ha sido uno de los catalanes con más poder a
lo largo de la historia. Este notario y ciudadano honrado de Barcelona
fue el secretario del rey CARLOS DE AUSTRIA durante la Guerra de
Succesión y, al ser coronado este último como E
Ramon de Vilana Perlas ha sido uno de los catalanes con más poder a lo largo de la historia. Este notario y ciudadano honrado de Barcelona fue el secretario del rey Carlos de Austria durante la Guerra de Succesión y, al ser coronado este último como Emperador, lo siguió hasta Viena como jefe del Consejo de España y hombre de gran influencia en la Corte austríaca. 
A pesar de su relevancia, el personaje no había recibido demasiada atención de los historiadores hasta que, en el año 2000,Ernest Lluch le dedicó su último libro: L'alternativa catalana (1700-1714-1740). Ramon de Vilana Perlas i Juan Amor de Soria: teoria i acció austriacistes. Este trabajo inicial se ha visto ampliado y enriquecido gracias al estudio de Albert García Espuche, Barcelona entre dues guerres. Economia i vida quotidiana (1652-1714), donde la historia de la familia de notarios Vilana Perlas se convierte en excusa y metáfora del período estudiado.
Como muestra de la importancia del personaje, sólo hace falta acercarse hasta la antigua casa señorial de los Vilana Perlas, construida en plena Guerra de Succesión. En la esquina de las calles Regomir y Correu Vell, justo detrás de la sede del Ayuntamiento de Barcelona, se esconde esta impresionante edificación. Un trozo de nuestra historia moderan que, quizás, debería pensarse en recuperar.