Los objetivos de la Fundación se concretan en mantener viva la memoria de Ernest Lluch, su pensamiento y su obra, así como en fomentar el diálogo entre los ciudadanos de Cataluña, España y Europa.

¿Quieres estar informado/da?

Para recibir información periódica sobre las actividades de la fundación ...
Regístrate »

13 líneas

« índice

Finanzas municipales y desarrollo local


Después de años de bonanza la recesión ha puesto contra las cuerdas a decenas de municipios catalanes. Al menos 314 consistorios, un tercio del total, ya presentaron números rojos en el 2008, según las liquidaciones de los presupuestos de este año que ha publicado el Ministerio de Economía. De éstos, 33 tuvieron que pedir la tutela de la Generalitat para hacer frente a su elevado endeudamiento, aunque la lista de localidades que han de seguir los planes de estabilidad del Ejecutivo siguió engrosando el 2009.
  • Salvapantalles1024x7683.JPG
Después de años de bonanza la recesión ha puesto contra las cuerdas a decenas de municipios catalanes. Al menos 314 consistorios, un tercio del total, ya presentaron números rojos en el 2008, según las liquidaciones de los presupuestos de este año que ha publicado el Ministerio de Economía. De éstos, 33 tuvieron que pedir la tutela de la Generalitat para hacer frente a su elevado endeudamiento, aunque la lista de localidades que han de seguir los planes de estabilidad del Ejecutivo siguió engrosando el 2009.

Las recetas que aplican son dolorosas: congelar inversiones, aplazar pagos, reducir plantillas y renegociar su deuda. Entre 1995 y 2007 los presupuestos municipales aumentaron gracias a la próspera recaudación por licencias de obras e impuestos como el de plusvalías y el de construcciones. Los ayuntamientos elevaron sus inversiones, pero también su gasto corriente: crearon sociedades municipales e incrementar sus plantillas. Al mismo tiempo, cada inversión suponía más gasto corriente. La drástica caída de los ingresos del ladrillo y la bajada de las transferencias del Gobierno central, su principal fuente de financiación, acabó por romper las costuras de esta dinámica. Y hoy no hay dinero para todo. Por otra parte, existe igualmente la convicción generalizada de que los ayuntamientos, que son la administración más cercana al ciudadano, deberían poder ejercer un papel de atención de las primeras necesidades públicas, de manera amplia y suficiente, y que este papel de primera línea debería poder ejercer de manera eficaz, es decir, con una estrecha coordinación con las otras administraciones, con una ordenación y gestión propias, con unas funciones bien definidas y con los recursos necesarios. Las administraciones locales, históricamente, no han dispuesto competencialmente de instrumentos específicos con capacidad de incidir de manera decisiva sobre su desarrollo económico. Sin embargo, en las últimas dos décadas se ha observado la movilización local en favor de un desarrollo sostenible desde el punto de vista ambiental, cultural, social y económico, ya que se ha identificado como una exigencia local y ciudadana de actuación pública municipal. La crisis de las haciendas locales exigirá ahora que el desarrollo económico se vertebre desde la máxima eficiencia a partir de la definición precisa y realista de modelos territoriales que deben orientar y desde la mejora en la organización de los propios territorios por alcanzar estos modelos eficientes de desarrollo.

La presente Jornada sobre Municipios se celebrará el próximo lunes 10 de mayo de 2010 en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona y está promovida por la Fundación Ernest Lluch y Nou Cicle con la voluntad de ofrecer un marco anual de reflexión sobre los problemas que afectan al ámbito local, es decir, a las administraciones propias de los pueblos y ciudades concretos. La jornada sobre "Finanzas municipales y desarrollo local" obedece a la voluntad de impulsar un análisis del marco político y administrativo en el que se mueven los ayuntamientos en este contexto de crisis, de sus capacidades y de sus limitaciones, y de las maneras de evitar una divergencia creciente entre alcance competencial y disponibilidad de recursos.