Los objetivos de la Fundación se concretan en mantener viva la memoria de Ernest Lluch, su pensamiento y su obra, así como en fomentar el diálogo entre los ciudadanos de Cataluña, España y Europa.

¿Quieres estar informado/da?

Para recibir información periódica sobre las actividades de la fundación ...
Regístrate »

13 líneas

« índice

El pasado martes 6 de febrero de 2007, el Senado [1] español acogió la presentación del libro _En la estela de Ernest Lluch_, editado por el Gobierno de Aragón [2], con la colaboración de la Sección Aragonesa de la Fundación Ernest Lluch. La prese

El pasado martes 6 de febrero de 2007, el Senado [1] español acogió la presentación del libro _En la estela de Ernest Lluch_, editado por el Gobierno de Aragón [2], con la colaboración de la Sección Aragonesa de la Fundación Ernest Lluch
  • Presentación en el Senado
    Presentación en el Senado
El pasado martes 6 de febrero de 2007, el Senado español acogió la presentación del libro En la estela de Ernest Lluch, editado por el Gobierno de Aragón, con la colaboración de la Sección Aragonesa de la Fundación Ernest Lluch. La presentación, de gran solemnidad y participada por un numeroso público político y académico, fue abierta por el presidente del Senado, Javier Rojo, quien destacó la personalidad de Ernest Lluch y su compromiso democrático y por la paz, remarcando lo que tuvo de precursor a favor del diálogo y de la solución política para el País Vasco. 
Seguidamente el profesor Alfonso Sanchez Hormigo, en nombre de la Sección Aragonesa, se refirió a la edición, a los autores -alumnos de Lluch- y al contenido del libro, un conjunto de estudios sobre pensamiento económico. Lluís Maria de Puig, senador y vicepresidente de la Fundación, hizo una presentación de la entidad, de sus objetivos y actividades, procurando seguir la huella intelectual, cívica y política de Ernest Lluch. El profesor, senador y alma del acto, Segundo Bru, habló del maestrazgo de Lluch, de la etapa valenciana y de las materias científicas que introduzco en la universidad con referencia a numerosas circunstancias personales que vivieron conjuntamente. 
Finalmente, la consejera de Ciencia, Tecnología y Universidad del gobierno aragonés, Ángela Abós, cerro los parlamentos con una emotiva aproximación a la personalidad de Ernest Lluch y a su relación universitaria y personal con las tierras aragonesas. Acte y presentación se convirtieron en un homenaje a la persona y la obra de Ernest Lluch.

Lluís Maria de Puig