Los objetivos de la Fundación se concretan en mantener viva la memoria de Ernest Lluch, su pensamiento y su obra, así como en fomentar el diálogo entre los ciudadanos de Cataluña, España y Europa.

¿Quieres estar informado/da?

Para recibir información periódica sobre las actividades de la fundación ...
Regístrate »

13 líneas

« índice

El legado humanista de Ernest Lluch, diez años después


  • FotosCDRosaLluch006.jpg
El pasado 21 de noviembre se cumplió el décimo aniversario del asesinato de Ernest Lluch. Profesor, intelectual, investigador, escritor, parlamentario, ministro, rector de Universidad, articulista, tertuliano ... todo ello fue Ernest Lluch, y por ello se le recuerda, se le reconoce y estima. Ahora, diez años después, hemos tenido una clara muestra, con la calurosa acogida popular habida en todos los actos de recuerdo que se han celebrado en estos meses de otoño. Por este motivo los Actos de recuerdo en los 10 años sin Ernest Lluch, han podido reunir una gran diversidad de personalidades y amigos procedentes de contextos, instituciones y territorios diversos. Pero sobre todo estos actos han sido una fuente de aprendizaje para todos los que han asistido, muchos de ellos desde el anonimato y estima hacia una persona que la reconocen como referente. Por ello, desde la Fundación se ha velado para generar a través de estos actos un espacio propicio para la reflexión, para atreverse a pensar, como él pedía, a través del diálogo, sobre aquellos temas que nos preocupan y ocupan.

El diálogo es un concepto que se asocia al legado humanista de Ernest Lluch, como se ha podido comprobar con rotundidad, en las intervenciones de los ponentes en todos los actos, tertulias radiofónicas, entrevistas y artículos de prensa que se han celebrado y escrito en recuerdo a Ernest Lluch. El recuerdo a Ernest Lluch persiste y no en vano su nombre está presente en muchos municipios, bien sea dando nombre a plazas, calles, o bien a equipamientos cívicos, sociales, educativos y sanitarios. Pero por otro lado, su legado trasciende a partir de los valores y talante que le caracterizaron. Desde la convicción de que el diálogo se convierte en un valor indispensable para el entendimiento entre personas y pueblos, la Fundación Ernest Lluch asume el reto de contribuir a una sociedad mejor, centrando su acción y programación estable de actividades en el fomento del diálogo entre los ciudadanos de Cataluña, España y Europa en aquellos temas centrales para la ciudadanía. Un camino que nos haría mucha ilusión compartir con todos vosotros, del mismo modo que lo hemos podido hacer a lo largo de estos actos de recuerdo.