Los objetivos de la Fundación se concretan en mantener viva la memoria de Ernest Lluch, su pensamiento y su obra, así como en fomentar el diálogo entre los ciudadanos de Cataluña, España y Europa.

¿Quieres estar informado/da?

Para recibir información periódica sobre las actividades de la fundación ...
Regístrate »

13 líneas

« índice

Diálogo en recuerdo de Ernest Lluch en los 15 años de su muerte

 

  • CartellOK1.jpg
El próximo día 21 de noviembre hará quince años del asesinato de Ernest
Lluch. Lluch era un intelectual valorado, un político respetado y un comunicador enormemente popular. Profesor, intelectual, investigador, escritor, parlamentario, ministro, rector de Universidad, articulista, tertuliano ... todo ello fue Ernest Lluch, y por todo ello se le recuerda, se le reconoce y estima.

Ahora, años después, la Fundación Ernest Lluch proyecta al futuro sus inquietudes con la voluntad de que la figura de Lluch no sea un final sino un inicio generador de saber y reflexión para la ciudadanía. Por este motivo ya hace cinco años que la Fundación inició una programación estable de actividades donde el fomento del diálogo entre los ciudadanos de Cataluña, España y Europa era el eje central. Y es que el diálogo es un concepto que se asocia al legado humanista de Ernest Lluch, al tiempo que se convierte en un valor indispensable para el entendimiento entre personas y pueblos.

En estos 15 años sin Ernest Lluch, la Fundación ha programado un acto central de recuerdo el próximo viernes 20 de noviembre a las 19 horas, en la Sala de Actos de la Biblioteca Ernest Lluch de Vilassar de Mar, ciudad natal de Ernest Lluch . Y es que Ernest Lluch se consideró siempre un profesor, un académico, un economista que hacía política y un político con alma de profesor, por esta razón se ha querido recordar Ernest Lluch a través de la palabra, del diálogo y hacerlo al abrigo de colegas de profesión. Se trata pues, de la celebración de un diálogo sobre el devenir de la economía mundial, protagonizado por los catedráticos Josep Maria Bricall y Antoni Castells, en lo que se concibe como acto de homenaje abierto y gratuito.

Con este acto recordaremos a Ernest Lluch y deliberadamente, también, añadiremos reflexión, atreviéndose a pensar, como él pedía, a través del diálogo sobre aquellos temas que nos preocupan y ocupan. La desigualdad, tanto entre países como al interior de los mismos, es una realidad evidente para el conjunto de las comunidades humanas que conviven y constituye uno de los principales retos de las sociedades democráticas actuales.