Los objetivos de la Fundación se concretan en mantener viva la memoria de Ernest Lluch, su pensamiento y su obra, así como en fomentar el diálogo entre los ciudadanos de Cataluña, España y Europa.

¿Quieres estar informado/da?

Para recibir información periódica sobre las actividades de la fundación ...
Regístrate »

Actualidad

« índice

Pinyol y Martínez-Celorrio cierran el ciclo 'Democracias Violentadas' dialogando sobre diversidad

Último diálogo del presente ciclo dedicado a las Democracias Violentadas

  • IMGP9202.JPG
 Con el diálogo Diversidad y contra-diversidad celebrado ayer martes 19 de diciembre en el auditorio del Palau Macaya, se vacloure la edición de este año del Ciclo de Diálogos que promueve la Fundación Ernest Lluch, para reflexionar sobre todos aquellos aspectos que tensionan y violentan las democracias liberales. Los protagonistas del diálogo fueron la directora del Área de Migraciones y Movilidad a Instrategies, investigadora asociada del GRITIM-UPF y experta del Consejo de Europa al proyecto Intercultural Cities, Gemma Pinyol; y el profesor de Sociología de la Universidad de Barcelona e investigador del CRIT (Creatividad, Innovación y Transformación Urbana), Xavier Martínez-Celorrio, que hicieron una didáctica exposición tanto de las características como de la casuística catalana, española y europea actual, como una vindicación de la interculturalidad generadora de progreso y bienestar, en el seno de las sociedades complejas.

Y es que la diversidad es una realidad que caracteriza nuestras ciudades, pero una inadecuada gestión de la misma puede poner en tensión la manera en la que convivimos y desafiar así la democracia que nos une. Los flujos migratorios mundiales (estables a pesar de la imagen que se nos transmite) nos interrogan sobre el papel de Europa, de sus estados y de su gente. Y es que la globalización comporta, indirectamente, la pérdida de preeminencia de uno de los principales productores históricos de identidad: el Estado-nación. Las tensiones entre universalismo y particularismo, necesitan superar esta divisoria de confrontación (exacerbada en situaciones de apartheid), al igual que después de décadas de dialéctica entre la conveniencia de modelos multiculturalistas y asimilacionistas, tenemos ahora la interculturalidad como reto inminente. Por este motivo se entrará en diferentes aproximaciones a la gestión de la diversidad, con pros, contras, miedos y bonismes, para entender la lógica que hay detrás de cada una de ellas. La diversidad existe y la gente convive, no sin dificultades, ni temores, en sociedades complejas y diversas que requieren de nuevos y mejores instrumentos para hacerlo posible. .

Con este interesante diálogo, que inicialmente se iba a celebrar el pasado 24 de octubre, se puso put y final a un exitoso ciclo de diálogos sobre "Democracias violentadas" celebrado en el Palau Macaya y co-organizados por la Fundación Ernest Lluch y la Obra Social 'la Caixa'.