Los objetivos de la Fundación se concretan en mantener viva la memoria de Ernest Lluch, su pensamiento y su obra, así como en fomentar el diálogo entre los ciudadanos de Cataluña, España y Europa.

¿Quieres estar informado/da?

Para recibir información periódica sobre las actividades de la fundación ...
Regístrate »

Actualidad

« índice

Innerarity y Almunia cierran el ciclo de diálogos sobre Desigualdades y Democracia en Valencia

 

  • dialogo5IVIE.png
A continuación reproducimos la crónica elaborada desde el IVIE correspondietnte al diálogo celebrado el 22 de noviembre (Valencia). 

"La UE tiene que buscar elementos de convergencia y no tolerar determinados suelos sociales en ninguno de sus miembros"
Joaquín Almunia y Daniel Innerarity cierran el ciclo de diálogos sobre Desigualdades y Democracia del Ivie y la Fundació Ernest Lluch
La Fundació Ernest Lluch y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) reunieron ayer en València al ex comisario europeo y actual presidente de Think-Tank CEPS, Joaquín Almunia, y al catedrático de Filosofía Política y Social e investigador de la Universidad del País Vasco, Daniel Innerarity, para analizar el futuro de Europa. Con este debate finaliza el ciclo 5 Diálogos sobre Desigualdades y Democracia, que han promovido la Fundació Ernest Lluch y el Ivie y que se ha celebrado en València entre el 25 de septiembre y el 22 de noviembre.

En esta ocasión, bajo el título La Europa perpleja: democracia imperfecta y modelo social europeo, a revisión, se abordaron los retos del proyecto europeo común, amenazado por el Brexit, el auge del populismo anti europeísta y la ausencia de una política migratoria común, todavía más visible tras la mala gestión realizada en la acogida de personas refugiadas.

Tanto Daniel Innerarity como Joaquín Almunia coincidieron en señalar cómo estas amenazas han cubierto el panorama europeo de perplejidad y es necesario hacer de la Unión Europea un discurso inteligible, mostrar a los ciudadanos cómo funciona, para que pueda ganarse su confianza. Según el catedrático de filosofía, los grandes objetivos de la Unión Europea, como la paz o la democracia, están ya amortizados y hay que buscar nuevos planteamientos. Para Almunia, sin embargo, la democracia todavía está en riesgo y Europa debe actuar como ejemplo y exportar los valores democráticos a otros países más allá de las fronteras europeas.

Sobre el modelo social europeo, el ex comisario destacó que las instituciones europeas han de asumir que si quieren preservarlo, tienen que actuar, buscar la convergencia y no tolerar determinados suelos sociales en ningún país miembro. Además, se tiene que fijar nuevos grandes objetivos como la globalización o el cambio climático.

En cuanto al Brexit y el euroescepticismo, Innerarity explicó que el efecto de la salida de Gran Bretaña no ha sido el esperado porque no se ha producido el contagio que se temía, sino más bien al contrario. Por su parte, Almunia destacó que “la única forma de que los países puedan mantener su capacidad de decisión, es decir, su soberanía, en la UE es compartiéndola. Pero eso es algo que no se atreven a reconocer lo gobiernos ante su ciudadanía”. También señaló Almunia que los cambios en los niveles de desigualdad no se han producido en todos los países, ni con la misma intensidad. Las características de cada país y la gestión realizada en cada caso ha sido determinante.

Los dos ponentes también tuvieron palabras para comentar el drama de los refugiados. Según Innerarity la gestión de esta crisis ha destrozado el modelo de atención a refugiados que tenía Europa por la crueldad de algunos estados miembros y un acuerdo con Turquía que no tiene ninguna justificación. También Almunia considera que la política de asilo ha estado mal gestionada y se han provocado más tensiones entre países que los surgidos por la crisis económica. En su opinión, “hay que lograr una política de inmigración europea, no solo de asilo y refugio, porque, de lo contrario, no solo nos quedaremos sin trabajadores, sino que se pondrá en riesgo uno de los grandes logros de la UE, la libre circulación de personas.”

El presidente de la Fundació Ernest Lluch, Joan Majó, fue el encargado de concluir el ciclo 5 Diálogos sobre Desigualdades y Democracia y quiso recordar la figura del profesor Lluch, asesinado por ETA hace 18 años, con un minuto de silencio en su memoria. Además, anunció la continuidad de esta colaboración entre el Ivie y la Fudación Ernest Lluch para la organización de próximas ediciones de este modelo de debates también en València.